Enuresis nocturna

29 de Febrero del 2016

¿Sabía que hay cerca de 5 millones de niños en los Estados Unidos que se orinan en la cama? Si su hijo moja la cama, tiene compañía.

 

Aunque la mayoría de los niños aprende a ir al baño entre los 2 y 4 años de edad, algunos niños no pueden permanecer secos durante toda la noche hasta que son más grandes. Los niños se desarrollan a un ritmo propio. Por ejemplo, 20% de los niños de 5 años de edad, 10% de los niños de 7 años de edad y 5% de los niños de 10 años de edad todavía se pueden mojar en la cama.

La enuresis no es una condición médica grave, pero puede ser un problema difícil para los niños y los padres. Siga leyendo para obtener más información de la American Academy of Pediatrics sobre la enuresis y lo qué se puede hacer al respecto.​

Las causas de la enuresis nocturna

Aunque no todas las causas de la enuresis se entienden por completo, las siguientes son algunas razones posibles:

- Su hijo tiene el sueño pesado y no se despierta a la señal de la vejiga llena.
- Su hijo no ha aprendido a mantener y vaciar la orina. (La comunicación entre el cerebro y la vejiga puede tomar tiempo para desarrollarse).
- El cuerpo de su niño hace demasiada orina durante la noche.
- Su hijo está estreñido. Los intestinos llenos pueden poner presión sobre la vejiga y esto puede conllevar a problemas para retener y vaciar la orina.
- Su hijo tiene una enfermedad leve, está demasiado cansado, o está respondiendo a cambios o tensiones en la casa.
- Hay una historia familiar de enuresis. La mayoría de los niños que mojan la cama tienen al menos un padre que tenía el mismo problema cuando era niño.
- La vejiga de su hijo es pequeña o no ha desarrollado lo suficiente como para retener la orina durante una noche completa.
- Su hijo tiene un problema médico subyacente.

Lo que puede hacer

La mayoría de los niños se orinan en la cama durante su entrenamiento para usar el baño. Aun después de permanecer secos durante la noche por varios días o semanas, pueden empezar a orinarse en la noche otra vez. Si esto le sucede a su hijo, vuelva a ponerle los pantalones de entrenamiento en la noche y vuelva a intentarlo otra vez. El problema generalmente desaparece a medida que los niños crecen. Si los niños llegan a la edad escolar y todavía tienen problemas de mojar la cama, lo más probable es que no hayan desarrollado el control de la vejiga durante la noche.

Si usted está preocupado por su niño o su niño expresa preocupación, hable con el médico de su hijo. Su médico puede hacerle las siguientes preguntas acerca de la enuresis de su hijo:

- ¿Hay historia familiar de enuresis?
- ¿Con qué frecuencia y cuándo orina su hijo durante el día?
- ¿Ha habido cambios en la vida en el hogar de su hijo como un nuevo bebé, un divorcio o una nueva casa?
- ¿Su niño toma bebidas carbonatadas, cafeína, jugos cítricos, o una gran cantidad de agua antes de acostarse?
- ¿Hay algo inusual acerca de cómo su niño orina o de cómo luce la orina?

Los signos de un problema médico

Si su hijo ha sido entrenado por completo para ir al baño durante 6 meses o más y de repente comienza a orinarse en la cama, hable con un doctor. Puede ser síntoma de un problema médico. Sin embargo, la mayoría de los problemas médicos que causan que la enuresis se repita de repente, tienen otros síntomas, incluyendo:​

- Cambios en la cantidad y la frecuencia con que su hijo se orina durante el día
- Dolor, ardor o esfuerzo para orinar
- Una corriente muy pequeña o estrecha de orina o goteo que es constante o sucede justo después de orinar
- Orina turbia o de color rosa o manchas de sangre en la ropa interior
- Moja la cama durante el día o la noche
- Cambios repentinos en la personalidad o el estado de ánimo
- Control intestinal deficiente
- Orinar después del estrés (episodios de tos, después de correr o levantar objetos)
- Ciertas alteraciones en el modo de andar (problemas para caminar que pueden significar un problema neurológico subyacente)
- Humedad continuaSi su hijo tiene alguno de estos síntomas, el médico de su hijo podría examinar de nuevo los riñones o la vejiga. Si es necesario, el médico de su hijo lo remitirá a un urólogo pediátrico, un doctor especialmente entrenado para tratar problemas urinarios de los niños.​

El control de la enuresis nocturna

Siga los siguientes consejos para manejar la enuresis de su hijo:

- No culpes a su hijo. Recuerde que no es culpa de su hijo. (Vea “Causas de mojar la cama”).
- Sea honesto con su hijo sobre lo que está pasando. Dígale que no es su culpa y que la mayoría de los niños superan la enuresis nocturna.
- Sea sensible a los sentimientos de su hijo. Si usted no le pone mucho énfasis a la enuresis es probable que su hijo tampoco lo haga. También recuerde a su hijo que otros niños se orinan en la cama.
- Proteja la cama. Una cubierta de plástico debajo de las sábanas protege el colchón del olor.
- Deje que su hijo le ayude. Pídale a su hijo que le ayude a cambiar las sábanas y cubiertas mojadas. Esto le enseña responsabilidad. También puede ayudar a que su hijo se siente menos avergonzado si el resto de la familia lo sabe. Sin embargo, si su hijo ve esto como un castigo, no se recomienda.
- Establecer una norma de no burla en su familia. No deje que los miembros de la familia, especialmente los hermanos, se burlan de su hijo. Hágales saber que no es culpa del niño.
- Tome las medidas necesarias antes de acostarse. Haga que su hijo use el baño y evite que beba grandes cantidades de líquido antes de acostarse.
- Trate de despertar a su hijo para usar el baño de 1 a 2 horas después de ir a dormir para ayudar a su hijo a mantenerse seco durante toda la noche.
- Mantenga una actitud positiva. Premie a su niño para las noches secas. Ofrezca apoyo, y no castigo, para las noches húmedas.
- Sea consciente de los hábitos diarios del niño para orinar y defecar

Alarmas o despertadores para el tratamiento de la enuresis nocturna

Si su hijo todavía no puede permanecer seco durante la noche después de utilizar estos pasos durante 1 a 3 meses, se puede recomendar una alarma para el tratamiento de la enuresis. Cuando un despertador sensible a enuresis detecta orina, activa la alarma para que el niño puede despertarse a usar el baño. Cuando se utiliza correctamente, detecta la humedad inmediatamente y suena la alarma. Asegúrese de que su hijo reactiva la alarma antes de ir a dormir.

Las alarmas para la enuresis tienen éxito de un 50% a 75% de las veces. Tienden a ser una gran ayuda para los niños que tienen sueño profundo y que tienen un buen control de la vejiga por su cuenta. Pregúntele al médico de su hijo qué tipo de alarma sería la mejor.​

Medicamentos

Hay medicamentos para el tratamiento de la enuresis nocturna para niños de 6 años en adelante. Aunque rara vez los medicamentos curan la enuresis, pueden ser útiles, especialmente cuando los niños comienzan a dormir fuera de casa o a ir a acampamentos durante la noche. El médico de su hijo puede darle más información sobre estos medicamentos y si son adecuados para su hijo. Recuerde preguntar acerca de los posibles efectos secundarios.

Tenga cuidado con las “curas”​

Hay muchos programas de tratamiento y dispositivos que afirman que pueden “curar” la enuresis. Tenga cuidado; muchos de estos productos hacen afirmaciones y promesas falsas y pueden ser muy costosos. El médico de su hijo es la mejor fuente de consejos sobre la enuresis nocturna. Hable con el médico de su hijo antes de comenzar cualquier programa de tratamiento.​

Manténgase positivo

No se desanime si un tratamiento no funciona. Algunos niños responden bien a una combinación de tratamientos con medicamentos y alarmas para la enuresis. Esto a menudo implica la atención de un especialista pediátrico. (Si su hijo es uno de un pequeño número de niños que no responden a ningún tratamiento, hable con el médico de su hijo acerca de formas para el tratamiento de la enuresis).

Además, en la mayoría de los casos, la enuresis nocturna disminuye a medida que el cuerpo del niño madura. Al llegar a la adolescencia, casi todos los niños superan el orinarse en la cama. Sólo alrededor del 2% al 3% de los niños siguen teniendo problemas con la enuresis como adultos.

Hasta que su hijo supere el orinarse en la cama, necesitará mucho apoyo emocional por parte de su familia. El apoyo del médico de su hijo, urólogo pediatra o profesional de la salud mental también puede ayudar.

 

Fuente: Bedwetting (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics, Updated 4/2013)